For 9-year-old Emilia Soriano, the first day she walked into her kindergarten classroom was her first day ever that she was expected to know English.Now a third-grader at Kingsbury Elementary School in Memphis, she recalls it was “hard” and scary” to start kindergarten, especially since Spanish was the only language she had heard at home.Emilia is among the almost 10,000 English language learners (ELL) in Shelby County Schools, many of whom don’t know any English when they start school.To help address the challenge, one organization plans to open the city’s first bilingual preschool this fall in northeast Memphis, where the majority of the city’s Spanish-speaking community resides. The goal is to help prepare Spanish-speaking students to enter English-speaking public schools.

The preschool represents new territory for Su Casa, a Christian nonprofit organization that predominantly has focused on providing English classes for adults in the Heights and Berclair neighborhoods of Memphis. The organization also provides children’s programming like homework help and Bible lessons for the children of their adult students.

“We started providing child care for parents who were taking our ESL (English as a second language) classes,” said Helene Harris, children’s ministry director at Su Casa. “We felt there was a huge need for a bilingual preschool for our littlest kids, who weren’t interacting with English speakers until they showed up for kindergarten.”

Crizman Villatoro enjoys a petting zoo during summer camp at Su Casa.
PHOTO: Su Casa
Crizman Villatoro enjoys a petting zoo during summer camp at Su Casa.

Harris said Su Casa will start small, with about 10 children in one class, but the plan is to grow annually and have a fully functioning preschool within a few years. Instruction will be in both Spanish and English, Harris said, and priority enrollment will be given to children whose parents are in ELL classes at Su Casa.

“We want our students to learn Spanish well in addition to English,” Harris said. “Celebrating the culture is important to us. And we found that though many kids are fluent, they can’t read or write in Spanish well.”

For Emilia’s mother, Silvia Herrera, maintaining Spanish language skills while learning English is important. Herrera came to the United States from Honduras 10 years ago and started taking English classes at Su Casa five years ago, after her daughter’s teacher asked her to start speaking more English at home.

“The first rule in my home was we speak in Spanish,” Herrera said. “It’s where we are from. But it was difficult in school for my children at first. They had so much to learn.”

Herrera believes the preschool will be a big help to the Spanish-speaking parents in Memphis, who often can’t help their children learn English since they are still learning themselves.

The Hispanic population in Memphis has more than doubled over the last decade, with up to 52,178 Hispanic residents in the metro area, according to the latest U.S. Census data. District schools now teach 13,758 Hispanic students, almost 6,700 more than there were in Memphis City Schools five years ago. There are also about 3,467 more English language learners now in the district than in Memphis City Schools five years ago.

While the numbers continue to grow, bilingual opportunities for students in Memphis have lagged.

Treadwell Elementary School, located a couple of miles from Su Casa, houses the state’s only dual language program and also is part of the Innovation Zone, a district academic turnaround program. There are a few private bilingual preschools across the city, most geared toward teaching Spanish to-English speakers.

Paty Glory, a summer intern, teaches a Bible lesson. Children, left to right, Emiliano Escobar, Paul Escobar, Amanda Estrada, Adriana Garcia, and Cyrus Macias.
PHOTO: Su Casa
Intern Paty Glory teaches a Bible lesson to children attending a Su Casa program.

Harris said the cost for the preschool will be determined according to income, taking into account the economic situation of each family. Currently, Su Casa is seeking local funding to make it as affordable as possible, she said.

“Our kids ultimately go to public elementary schools and can’t afford a private preschool,” Harris said. “We want to offer them a preschool that’s the same level of education as the best in the state. That’s what’s going to help break a poverty cycle.”

For instance, a public school that Su Casa’s preschool would feed into is Berclair Elementary School, which is 50 percent Hispanic, 49 percent ELL and 92 percent economically disadvantaged.

Jennie Mariella Campos, 12, said she thinks she would have learned to read faster if she had been exposed to English earlier. She said she had to work harder to catch up to her peers in elementary school.

“We never spoke English at home because my parents hadn’t learned any of it yet,” said Jennie Mariella, now a rising seventh-grader at Collegiate School of Memphis. “Even with ESL classes, coming to Su Casa after school was a big help in learning to read faster and get a better idea of what I was writing.”

Harris said the ultimate goal of the preschool is to assure that Spanish-speaking students have equal opportunities as the English-speaking students when starting kindergarten.

“Other children are entering kindergarten with five years of education on these kids, plus a working knowledge of the English language,” Harris said. “How can a child that doesn’t even understand what the teacher is saying catch up?”

La Primera Escuela Preescolar Bilingüe del Noreste de Memphis al Abrir este OtoñoEl programa está dirigido para ayudar a los niños hispanos en su transición a K-12Para Emilia Soriano, una niña de 9 años, el primer día que llegó a su clase de Kindergarten fue el primer día de su vida que requería el uso del inglés.Ahora en el 3º grado en Kingsbury Elementary School en Memphis, ella recuerda que era “difícil” y “aterrador” empezar Kindergarten, especialmente porque español era el único idioma que había escuchado en la casa.

Emilia es una entre casi 10.000 Aprendices del Idioma Inglés (AII) en Shelby County Schools, muchos de los cuales no saben nada de inglés cuando comienzan la escuela.

Para ayudar abordar el desafío, una organización planea abrir la primera escuela preescolar bilingüe de la ciudad este otoño en el noreste de Memphis, donde la mayoría de la comunidad hispanohablante vive. La meta es ayudar a preparar a los estudiantes hispanohablantes para cuando entren a las escuelas públicas de habla inglés.

La escuela preescolar representa un terreno nuevo para Su Casa, una organización cristiana sin fines de lucro que ha enfocado predominantemente en proveer clases de inglés para adultos en los barrios en Memphis de The Heights y Berclair. La organización también provee programas para niños, que incluye apoyo en su tarea y lecciones Bíblicas, para los hijos de estos estudiantes adultos.

“Empezamos a proveer cuidado de niños para los padres que estaban tomando nuestras clases de ESL (Inglés como Segundo Idioma),” dijo Helene Harris, la directora de los ministerios de niños en Su Casa. “Sentimos que había una necesidad enorme para una escuela preescolar bilingüe para nuestros niños más pequeños, los cuales no estaban interactuando con personas de habla inglés hasta que se presentaban para Kindergarten.”

Harris dijo que Su Casa va a empezar poco a poco, con alrededor de 10 niños en una sola clase, con el plan de crecer cada año y tener una escuela preescolar en pleno funcionamiento dentro de unos años. La enseñanza será tanto en inglés como en español, según Harris, y la prioridad para inscripción se dará a los niños de padres que están en las clases de inglés (ESL) en Su Casa.

“Queremos que nuestros estudiantes aprendan español además del inglés,” dijo Harris. “Celebrar la cultura es importante para nosotros. Y supimos que aunque muchos niños tienen fluidez, no pueden leer ni escribir bien el español.”

Para la madre de Emilia, Silvia Herrera, mantener las destrezas del idioma español mientras aprenden inglés es importante. Herrera vino a los Estados Unidos de Honduras hace 10 años y empezó a tomar clases de inglés en Su Casa hace cinco años, ya que la maestra de su hija le pidió que hablara más inglés en la casa.

“La primera regla en mi casa es que hablemos en español,” dijo Herrera. “Es de donde somos. Era difícil en la escuela para mis niños al principio. Tenían mucho que aprender.”

Herrera cree que la escuela preescolar será una gran ayuda a los padres hispanohablantes en Memphis, quienes no pueden ayudar a sus hijos aprender inglés ya que muchas veces siguen aprendiéndolo ellos mismos.

La población hispana en Memphis ha incrementado más que el doble durante la última década, con hasta 52.178 residentes en el área metropolitana, según los últimos datos del Censo de EE.UU. Ahora las escuelas del distrito enseñan a 13.758 estudiantes hispanos, casi 6.700 más que los que había en Memphis City Schools hace cinco años. También hay unos 3.467 más aprendices del idioma inglés ahora en el distrito que había en Memphis City Schools cinco años atrás.

Mientras los números continúan creciendo, las oportunidades bilingües para estudiantes en Memphis se han estancado.
Treadwell Elementary School, ubicado a unas millas de Su Casa, tiene el único programa bilingüe en el estado, y también es parte de la Zona de Innovación, un programa académico del distrito para mejorar. Hay algunas escuelas preescolares privadas y bilingües por la ciudad, la mayoría dirigida a enseñar español a los hablantes del inglés.

Según Harris, el costo a los padres para la escuela será determinado de acuerdo con su ingreso, tomando en cuenta la situación económica de cada familia. Actualmente, Su Casa está buscando la financiación local para hacerla lo más accesible posible.

“Nuestros niños básicamente asisten a las escuelas primarias públicas y no pueden pagar por una escuela preescolar privada,” dijo Harris. “Nosotros queremos ofrecer una escuela preescolar que tenga el mismo nivel de educación que la mejor del estado. Eso es lo que va a ayudar romper un ciclo de pobreza.”

Por ejemplo, una escuela pública a la cual asistirían los niños preescolares de Su Casa es Berclair Elementary School, que tiene 50 por ciento Hispanos, 49 por ciento AII y 92 por ciento económicamente limitados.

Jennie Mariella Campos de 12 años dijo que ella piensa que hubiera aprendido a leer más rápido si hubiera sido expuesta al inglés más temprano. Dijo que tenía que trabajar más duro para ponerse al día con sus compañeros en la escuela primaria.

“Nunca hablábamos inglés en la casa porque mis padres no habían aprendido nada de ello todavía,” dijo Jennie Mariella, ahora a punto de empezar el séptimo grado en el Collegiate School de Memphis. “Incluso con las clases de ESL, venir a Su Casa después de la escuela era de gran ayuda en aprender a leer más rápido y en tener mejor idea de lo que yo estaba escribiendo.”

Harris dijo que el objetivo final de la escuela preescolar es asegurar que los estudiantes hispanohablantes tengan una oportunidad equivalente a los estudiantes de habla inglés cuando comienzan Kindergarten.

“Otros niños entran a Kindergarten con cinco años de educación más que estos niños, más un conocimiento práctico del idioma inglés,” dijo Harris. “¿Cómo puede ponerse al día un niño que ni siquiera entiende lo que dice la maestra?”